Siempre he sido una fanática de esta tarta y cuando he ido a Estados Unidos de vacaciones me he puesto morada, deseaba entrar en una bakery y ver si tenían Carrot, buscarla entre todas las variedades de tartas y una vez mis ojos daban con el blanco mi boca se hacía agua y ya no había otra cosa que me apeteciera más.

A mí me gusta mucho cocinar, pero siempre he sido más de hacer variedades en salado y no me atrevía a probar recetas con el dulce. Eso de tener que estar pesando cada ingrediente me ponía muy nerviosa, me gusta ser bastante creativa en la cocina, pero yendo a mi aire y no teniendo que estar pendiente de poner la cantidad justa, porque si no lo haces, seguramente tendrás que tirar el bizcocho o lo que tengas entre manos.

Llegó el Covid y después de estar encerrados en casa tantos días, y aburrida del salado empecé a probar recetas de dulce, pero buscando que fueran un poco más sanas ya que este tipo de tartas llevan muchas calorías por la cantidad de ingredientes que hay que ponerle, y para estar en casa y no quemar calorías, pues no era lo más recomendable.  La verdad he descubierto que no se me da nada mal, y pensaba que hacer esta tarta era mucho más laborioso, porque una vez tienes el bizcocho en el horno, el trabajo de cocinitas no termina ahí, tienes que continuar con el frosting, pero si lo tienes todo controlado en 50 minutos la tendrás casi lista.

Este año me ha dado por la repostería vegana y he de reconocer que la harina de arroz ha sido todo un descubrimiento, en la despensa de mi cocina ya no entra otro tipo de harina para cocinar el salado y el dulce. A veces las tartas o cookies las tengo que mezclar con otro tipo de harina porque la harina de arroz al ser toda de tipo almidón y no llevar nada de parte proteica los bizcochos no quedan bien por lo que hay que mezclarla con otra harina que aporte la parte proteica, yo me he decantado por la harina de trigo integral.

Aquí los pasos de la receta de mi Carrot Cake ❤ 🎂

Ingredientes para el Bizcocho

  • Harina 200grs (mezclo 120grs de harina de trigo integral y 80 de arroz blanco)
  • 15grs de levadura o un sobre de gaseosilla.
  • 200ml de leche de soja
  • 125grs de aceite de oliva
  • 125grs de azúcar moreno
  • 1 cucharadita de canela molida y una pizca de nuez moscada
  • 200grs de zanahorias (3 zanahorias grandes)
  • 50grs de nueces o de almendra picada
  • 1 cucharadita de sal y una cucharadita de esencia de vainilla

Ingredientes para el frosting

  • 50grs de margarina
  • 75grs de azúcar glas
  • 125grs de queso crema (vegano)

Preparación

Calienta el horno a 180 grados, mientras preparas el bizcocho.

Pica las zanahorias, previamente peladas, si no tienes una picadora hazlas a trozos pequeños y mételas en la batidora junto con el aceite de oliva para que las puedas batir mejor y añádele las nueces o las almendras

En un bol, mezcla las harinas, el azúcar, la canela, la nuez moscada, la pizca de sal y la leche, remuévelo todo bien y a continuación añádele la zanahoria picada con el aceite, mézclalo hasta que quede una masa homogénea y por último añádele la levadura o el sobre de gaseosilla

Unta una bandeja de horno con aceite de oliva, coloca el papel vegetal y añade la mezcla del bol, déjalo unos 40 minutos en el horno, ves comprobando que el bizcocho esta hecho sumergiendo un palito en la masa y cuando salga limpio, saca el bizcocho del horno y déjalo enfriar.

Para hacer el frosting, mientras el bizcocho esta en el horno, solo tienes que mezclar la margarina, el azúcar glas y el queso crema en la batidora, bátelo durante unos minutos hasta que se quede compacto, yo le suelo poner unas gotas de limón para que tenga un sabor cítrico, y mételo en la nevera para que se enfrié

Una vez el bizcocho esta frío, úntalo por la parte de arriba con el frosting y ponlo en la nevera, una vez pasan unas 3 o 4 horas ya puedes probarlo. ¡¡En el caso de que no quieras hacerle frosting porque no encuentres la crema de queso vegetal, ponle solo azúcar glas por encima una vez este frío y a disfrutarlo!!