¿Eres de las que le encanta la espuma en abundancia? ¿Crees que si un champú no proporciona una espuma exagerada, no limpia bien?

Pues es solo una sensación. En los productos capilares naturales, se intenta evitar un ingrediente que forma parte de todos los productos de un supermercado común. Los sulfatos.

La ausencia de los sulfatos en las formulaciones en las que se quiere respetar la filosofía de lo natural, hace que no se cree esa espuma excesiva con la que jugábamos cuando éramos niñas a simular un casco en nuestra cabeza.

En el caso del Champú Frutal Fresh de Makö, se sustituyen por un derivado del coco, mucho más respetuoso que, sobretodo en la segunda enjabonada, te creará una espuma suave y gustosita al tacto y en la sensación de tu cuero cabelludo.

Importante: Masajea en círculos y espárcela por toda la raíz para arrastrar la suciedad. Y disfruta de esta experiencia de lavado suave y sin sulfatos.

Para acompañar el champú, si sueles utilizar un acondicionador y así potenciar el tratamiento para tu pelo, puedes elegir uno que no contenga siliconas. Si este producto no las contiene, te quitará peso a la melena. Consiguiendo más soltura y movimiento.

Así se consigue un conjunto de ritual compuesto por beneficios súper saludables, (si puede ser 100% naturales y con un gran porcentaje de ingredientes ecológicos). Esto último es importante. Porque es sinónimo de tener una mayor seguridad en lo que le estamos aplicando a nuestro cuerpo. Si lo respetas, ya lo sabes #makowoman 😉

(Si lo que quieres es) Desde sellar las puntas, proteger la fibra capilar y acabar por fortalecer el folículo piloso, para fomentar el crecimiento del cabello a la par que saludable, hasta conseguir un aspecto nutrido e hidratado, brillo y sin apelmazar:

Junto con el Champú Frutal Fresh, te aconsejo el Acondicionador Silky Hair con un 80% de ingredientes ecológicos y 100% naturales.

Éste potenciará la elasticidad, soltura, evitará el encrespado (notarás mucho la diferencia si lo padeces) y te aportará una suavidad muy de diva. Lo que tú eres, vamos.

Como nos gusta también el brilli brilli, gracias al aceite de chía, vas a alucinar con el brillo que se puede observar desde el primer o segundo lavado. Se han hecho test ex-vivo. Su obtención mediante la presión en vivo, hace que mantenga intactos todos sus beneficios.

 

Todo esto se consigue, como te digo, con ingredientes de calidad. Rituales capilares 100% naturales e imprescindible, los ingredientes ecológicos. Es la mejor opción para un proceso de recuperación si notas que tú pelazo está un poco apagado, deteriorado, quebradizo, dañado, sin vida, sin salud.

Si te preocupa el hecho de que algún ingrediente sea un derivado de un animal, no te preocupes porque estás en el lugar indicado. Todas las formulaciones de Makö son:

Veganas y Cruelty free. Pero atenta, Cruelty free de verdad. Ya que no afecta a los animales ni de forma directa ni indirecta. Ni si quiera a su hábitat. Un ejemplo claro, es que no contienen aceite de palma. Así que respira y no temas. Esta cosmética va acorde con tus ideales también.

Ya sabes, te aconsejo tu momento Hair Caress lleno de sensaciones, cuidados y aromas que son amorcito.

Compartir con: