Acéptalo. Siempre nos han vuelto locas los bombones Ferrero. Qué ganas tenía de traerte esta receta para que la disfrutes en Navidades.

Puedes ponerlos en la mesa después de las comilonas. También puedes prepararlos y ponerlos en una cajita mona con deco bonita para regalarlos a esa persona que adora la comida sana y vegana. O puedes reservarlos y comértelos cuando tu quieras. Yo te doy ideas 😉

 

 

 

Bueno, está receta de hoy, la traigo de una mujer maravillosa. Su creadora. Ella es María. Quizás la conocerás de su perfil de IG @healthstudiobcn . O también la puedes tener vista por redes a través de una marca que ha creado no hace mucho tiempo. @earthbeatbrand . Y no es una cualquiera. Es una marca Zero Waste. Está destinada a todas esas personas que están cada vez más comprometidas con el medio ambiente.

 

Pues a la superwoman también se le da bien la cocina saludable. Y como la sonoridad es preciosa y me encantacon compartir,

¡ahí va esta receta deliciosa y original! ¡Además que es facilísima y rápida de hacer! Ya sabes que en esta época necesitamos ganar tiempo y reducir estrés 😉

 

Ingredientes:

• 50gr de avena molida

• 150gr Avellana tostada un poco triturada (No del todo para tener un efecto crunch como los conocidos ferreros)
• 100gr Dátiles sin hueso bien triturados
• Un poco de almendra caramelizada para el rebozado sobre la cobertura de chocolate (picada también). Puedes comprarla en el supermercado o hacerla de forma casera, un ratito en el horno (ya picada) con un chorrito de sirope de agave.
• Cacao en polvo.
• Tableta de chocolate vegano (sin leche) para repostería (para fundir).
• Un poquito de sirope de agave para compactar y endulzar la mezcla.
• Una cucharada de aceite de coco.
Preparación:
1-. Mezclar bien la avellana, el dátil, la avena, un poco de sirope de agave y una cucharada de cacao en polvo.
2-.De la mezcla,  hacer bolitas.
No hacerlas demasiado grandes.
3-.Cuando tienes hechas las bolitas, deshacer el chocolate de tableta junto con la cucharadita de aceite de coco y echarlo en un plato.
En otro platito tener preparada también la almendra caramelizada.
4-. Ahora rebozaremos cada bolita primero en el chocolate y después en la almendra.
**Ten preparado otro plato o bandeja con papel de horno (por ejemplo) para después introducirlas un ratito en en la nevera para que el chocolate solidifique.
Puedes guardar las que te sobren en el congelador e ir comiéndolas cuando te apetezcan.
Tip opcional: para darle más sabor,  añadir dos gotas de esencia de vainilla natural a la primera mezcla.
¡Y ahora a disfrutar con los sabores #makowoman! Si te ha gustado, déjame un comentario que me encantará leerte y responderte 😉
Con mucho love.
•Fotografías de María Ballesteros.

Compartir con: